LA CASA SE VINO ABAJO CON EL SISMO Y LA VIRGEN QUEDÓ INTACTA

770

TECOMAN, COLIMA.- Cuando Doña Josefina comenzó sentir que su vivienda se caía en pedazos, salió corriendo y minutos después se dio cuenta que la casa quedó convertida en escombros ¡Solo el nicho donde veneraba a la imagen de la Virgen de Guadalupe estaba intacto!.
Josefina Monroy Campos, una mujer de 72 años de edad, dice que los los segundos que duró el sismo de 7.7 grados de ayer lunes, fueron eternos y en un momento creo que iba a morir.
Fueron los segundos más largos de su vida y cómo pudo sacó a sus hijos y nietos que estaban adentro antes de que quedaran aplastados; también logró saldar a una nieta de dos meses de edad.
La vivienda de doña Josefina está ubicada en la esquina de las calles Juárez y Nicolás Bravo en la colonia San Isidro en Tecomán. El inmueble quedó convertida en escombros y lo único que quedó intacta es la imponente imagen de la Virgen de Guadalupe.
Con lágrimas en los ojos en entrevista con los diversos medios de comunicación admite que en momentos pensó que el fuerte sismo había matado a su familia, donde también estaba un bebe de 2 meses.
“Tras la explosión de un cilindro de gas logramos sacar a todos, incluyendo al bebé de 2 meses y a otro niño. Todos mis hijos trabajan y me dejan a sus niños para que los cuide y Dios me dio fuerzas para sacar a mis nietos”.
Agrario que pese al miedo no se doblegó y tuvo las fuerzas suficientes para poner fuera de peligro a sus familiares. “con la explosión como que nos arrinconó más, nos aventó y a mi me dolía el alma por el bebé de 2 meses, pero gracias a Dios mis hijos lo cubrieron con sus cuerpos y no le pasó nada”. Estamos vivas gracias a Dios.

FOTO : El Diario de Colima