INVESTIGA FISCALÍA EL ESCÁNDALO EN DIÓCESIS POR ROBO DE 18 MDP

2738

Irapuato 09 de mayo de 2019.-Tras la denuncia de un desfalco de 18 millones de pesos entre los años 2012 y 2016, la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Patrimoniales de la Fiscalía Regional B, integra la carpeta de investigación por el delito de abuso de confianza en agravio de la Diócesis de Irapuato.

En los próximos días, el caso será judicializado ante el Juzgado de Oralidad, al considerar el agente del Ministerio Público, quien ha actuado de manera imparcial, que existen elementos suficientes contra los inculpados, por lo que será el Juez quien determine si se da la vinculación a proceso y pueda darse inicio a la causa penal.

La denuncia, tras detectar el dinero faltante, se presentó por parte de la propia Diócesis de Irapuato en diciembre de 2016, dinero que debía resguardarse en una caja fuerte que era utilizada para depositar el diezmo, donativos, aportaciones de feligreses y otros ingresos, como los obtenidos en rifas organizadas para seguir sosteniendo el Seminario Diocesano.

En rueda de prensa el martes, la ex contadora de la diócesis por un periodo de 15 años, Paloma Celeste González Rodríguez, a quien se le investiga por desfalco después de la denuncia presentada en diciembre de 2016, aseguró que ese dinero se perdió por malos manejos de los sacerdotes, pues no llevaban un control y además no reportaban los recursos que ingresaban por concepto de rifas a fin de evadir el pago de impuestos.

Es hasta que se dan cuenta que el faltante de dinero era una suma considerable, cuando deciden denunciar y culparla a ella del desfalco.

Ante estos hechos, en los próximos días, el caso será judicializado ante el Juzgado de Oralidad y actuar en contra de los inculpados.

La denunciante, entre los señalamientos realizados, acuso directamente que la Diócesis de Irapuato, en el año 2016 realizó una rifa a beneficio del seminario Diocesano, y se logran recaudar 9 millones de pesos. Sin embargo el entoncesobispo, José de Jesús Martínez Zepeda; y los padres ecónomos, Ozziel de Jesús Andrade Marmolejo y Rubén Herrera Luna; y el vicario general, Gerardo Velázquez Solís, acordaron no depositarlos en la cuenta fiscal para ahorrarse el pago del IVA.

Ante estos hechos, en los próximos días, el caso será judicializado ante el Juzgado de Oralidad y actuar en contra de los inculpados.En