En Tinta Negra – Periodismo Sin Medias Tintas – En Tinta Negra Irapuato

Noticias de: Irapuato, Pueblo Nuevo, Cuerámaro, Huanímaro, Pénjamo, Abasolo. – NOTICIAS, INFORMACIÓN, REPORTAJES Y ANÁLISIS POLÍTICO EN EL ESTADO DE GUANAJUATO

EL 2018 ES DE LOS CIUDADANOS; EL DÍA 01, DE JULIO

Por: Manuel Delgado/En Tinta Negra

Irapuato, Guanajuato, viernes 29 de diciembre de 2018.-Mientras ordena sus ideas con una agilidad track runner y espera el disparo de la cámara digital para, sin discrepancia y con unanimidad, responder y prepararse para la entrevista, Julio “El Negro” Martínez se mantiene sonriente, casi eufórico.
Alrededor, los reporteros se han levantado de las mesas dispuestas en herradura al finalizar la rueda de prensa y los meseros levantan ya los “muertos”, luego de un desayuno nada frugal, mientras se escucha el barullo de los comensales en el área contigua y de los reporteros esperando el momento de la entrevista “exclusiva”.
La contraluz del ventanal del restaurante, la dentadura blanca de «El Negro» y el marco de su camisa lila con corbata color vino, bajo el saco oscuro, resaltan su perfil moreno, con un bien contorneado lunar en el surco del filtrum, precisamente casi al medio de la depresión derecha entre el labio superior y la nariz.
Levanta la barbilla y se recoge las manos al frente, al límite del bies de su saco sastre, mientras detrás, el display de su promocional publicitario a tonos rojo y azul rey, proyecta la imagen de “El Negro”, casi como un holograma, de la pose física del personaje frente al reportero, que le lanza la primera pregunta, como tirándole al negro para dar en el blanco.
-Julio Martínez Cervantes, ¿Por qué «El Negro» y por qué este afán de buscar servir a la sociedad irapuatense, buscando la presidencia municipal, mi estimado Negro?.
De tajo, casi anticipándose a la pregunta, dice:
-La idea de trabajar no es nueva, tengo ya trabajando más de 20 años para Irapuato, no como profesional, como ciudadano por todos los problemas que hay. ¿Trabajar para Irapuato?, porque ya lo he hecho. Trabajar, tal vez ahora con una nueva aventura, una nueva imagen, como funcionario, si la gente me permite llegar a la presidencia.
El quisquilloso reportero toma otro dardo y lo lanza:
-Sembremos un nuevo Irapuato. Cómo sembrarlo, cómo reinventarlo, como reconfigurarlo para tener el Irapuato que estamos exigiendo y soñando como sociedad?
– Tú lo acabas de decir: sembremos. Entonces sembramos y luego cosecharemos; sembrar primero en los jóvenes, con la gente que quiere un aliciente de vida, de deporte, de cultura, de desarrollo, en los jóvenes que tienen ya la capacidad de decidir. La gente va a decidir si quiere la oportunidad de una nueva opción y, que se recuerde: jamás he sido funcionario público ni me estoy prestando a generar una cortina de humo de que soy independiente. Yo si soy independiente.
Y acota: -Fíjate, lo que he logrado hacer sin ser candidato. Imagínate si tengo la posibilidad de ejercer recursos para obra, para hacer cosas por Irapuato, claro que lo vamos a hacer. Ahora, Negro, ¿por qué «El Negro»?: toda la vida me han dicho «El Negro» aquí en Irapuato, a mi no me molesta, al contrario, siento muy bonito que la gente en la calle: -“Quihubo Negro…. Pues quihubo Negro”. Eso a mi no me preocupa, me puede decir Negro toda la ciudadanía. Pero es real, tanto en el color, como en el trabajo.
Sin dejar la sonrisa franca que le desprende amabilidad y confianza, Julio Martínez Cervantes, para atisbar al reportero, inclina ligeramente la cabeza, coronada por un marco de pelo crespo entrecano que refleja sus 60 años de edad surcados en el trabajo, con su niñez e infancia en el barrio El Ranchito que lo vio nacer aquel día 30 de julio de 1957.
Y prosigue con ojos atentos a los ojos del entrevistador:
-Voy a necesitar voluntades de la gente para poder ganar y estoy consciente de que estos señores van a llegar, tú lo vas a ver: banderines, y todo lo que ellos hagan, la gente está harta de eso. Y ojala la gente de Irapuato entienda que la contienda va a ser de esa manera ¿si? No tenemos que tirar dinero de los impuestos. Yo quiero saber de dónde sacan todo ese dinero: ¿de componendas?, ¿de intereses particulares?. No nos hagamos tontos. El que le mete dinero a una campaña no lo va a regalar, va a querer recuperar. Nosotros sí tenemos dinero, pero vamos a gastar sólo lo necesario.
El odontólogo de profesión, ha dado atención profesional a actores políticos de diversos partidos, desde gobernadores hasta diputados y presidentes municipales, por eso “los conozco muy bien”, dice con sonrisa socarrona.
Mientras continua la charla, ya acabada la entrevista formal, dice a manera de colofón que es empresario, y un apasionado del deporte, con más apego al basquetbol.
«El Negro» Martínez pone todo su capital en juego por los jóvenes, que son, dijo, un factor de cambio social autentico.